Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

Escritura terapéutica para un mal día de Enero...

Entre la cuesta o cuestón, el frío (aunque aquí podemos llorar con un ojo), el desbarajuste político y los políticos desbarajustados que hemos tenido que sufrir algunos más que otros, el mes de Enero que parece no terminar nunca, acaba como todo en la vida... Tampoco es que le tenga una especial inquina a este mes, creo que hay otros más deprimentes aún.
Y es que, amigas y amigos, necesito desahogarme de alguna manera, y con quién mejor que con todas y todos vosotras/os. La vuelta de las vacaciones ha sido realmente estrersante para unos más que para otros. No hablo en primera persona, ya que yo ni me acuerdo de la vuelta, pues parece que ha pasado una eternidad, cuando solamente han sido escasos veintitantos días.
No sabría explicaros que clase de fuerza telúrica o mal rollo ha acaecido por el módulo en el que trabajo, pero en cuestión de un mes algunos de los usuarios están mostrando una cara totalmente desconocida para mí, o tal vez, iluso de mí, está aflorando en ellos su verdade…

Subsidio o Prestación: Cuando las expectativas se alejan de la realidad

Hola a todas y a todos. La situación que hoy os planteo, efectivamente tiene su aquel. Me ha dado mucho que pensar la pregunta formulada por un alumno de Trabajo Social al respecto.
La situación que este plantea, me consta es real, se suele dar en casos bastante aislados, y vendría a ser la siguiente:  Interno excarcelado, procedente de un entorno familiar bastante normalizado, con un nivel educativo, formativo y laboral más o menos estable, que ingresa en prisión y decide que no quiere perder el tiempo dentro sin hacer nada, con lo que pronto consigue un puesto de trabajo productivo en su módulo. Tras su salida de prisión, se presenta en las Oficinas del SEPE para hacerse la tarjeta de desempleo e informarse de la ayuda económica que le corresponde, mientras intenta conseguir otro trabajo o la readmisión al que tenía antes de ingresar, y cuyo cese merecería un aparte, ¡vamos que le hicieron la cama!...
Atónito, le explican que tras haber trabajado durante algunos meses en un destino…