Ir al contenido principal

Entrevista a un terrorista


La primera vez que tuve que entrevistar a un penado por delito de terrorismo, confieso que me sentí algo cohibido ya que todas las compañeras me dijeron que seguramente no querría hablar nada conmigo y que solían ser bastante esquivos y opacos a la hora de dar cualquier información y mucho menos hablar de su entorno familiar y social.

Llego al módulo y le llamo para que venga. A primera vista me impactan sus rasgos físicos, parece más bien nórdico, los ojos muy azules que me escrutan como sí estuviesen viendo a un bicho raro. El usuario está igualmente extrañado de que lo esté llamando y de primeras me dice que no hace falta hablar de nada, ya que por mucho empeño que yo ponga en ayudarle, su caso lo gestiona directamente Madrid, a lo que le contesto aparentando más mal que bien no estar molesto con este comentario, que mi misión no es ayudar a nadie sino intervenir, y en este caso en particular, informar de su situación familiar (a Madrid).

Iniciamos una conversación de lo más normal y educada, donde este interno empieza a contarme de manera mucho más a fondo su extraña situación familiar y la preocupación que tiene por la salud inestable de una madre muy mayor así como de un hijo recién nacido con problemas tras el parto.
Durante esta entrevista observo como el funcionario de vigilancia se asoma de vez en cuando tras el cristal, para posteriormente comentarme que cual era el tema del que estábamos hablando, ya que les resulta harto extraño tanto a éste como al Educador del Módulo en cuestión que este tipo de internos hubiese accedido a entrevistarse conmigo de la manera más normal: "pues eso, les dije, tratándolos con absoluta normalidad, no dejan de ser internos condenados al igual que el resto de los que tenemos en estas casas".

Esta anécdota no deja de ser eso mismo, una anécdota que me llamó mucho la atención, ya que lo normal en ellos o ellas, es el hermetismo más absoluto.


Después de los años que llevo trabajando con infinidad de rasgos de personalidad tan dispares, he llegado a la conclusión de que la mente de este tipo de internos está programada desde la infancia con una serie de idearios y actitudes difíciles de encasillar dentro de las más variopintas psicopatologías, e incluso, porqué no, no presentar ninguna. La predisposición innata a la violencia tampoco me convence, ya que una persona que pierde el control fácilmente no creo que sirva para ser reclutado por organizaciones que planifican minuciosamente todas sus acciones. Algo desconcertante, la verdad.

No sienten ningún tipo de empatía hacía el dolor o sufrimiento que hayan podido generar en las víctimas, siendo estas más objetos que personas. Sin embargo, sí que existen sentimientos hacía el resto de ámbitos que rodean sus vidas, hacia su familia y hacia el resto de su comunidad (no olvidemos que su lucha no es causada por un motivo personal).

Desde mi humilde punto de vista, creo que en la "mayoría" de casos referentes al terrorismo islámico más radical, será la juventud el quid de la cuestión. En una etapa vital ya de por sí rebelde, sumémosle una socialización influida por la pertenencia a grupos influyentes, una infancia y una juventud en ambientes marginales que quizás tampoco les depare mucho futuro.
El sentirse perdido en una juventud sin salidas o alternativas, desapareciendo de la red social debido a que sencillamente no ha podido integrarse dentro de esta, puede ser en algunos casos más que suficiente para el inicio de este tipo de actividades. Y si estas perdido dentro de una sociedad que te excluye, imaginarios lo que es sentirse excluido dentro del submundo penitenciario, "carne de cañón", vamos. 

Suelen ser varones de edades muy jóvenes, dos factores claves que determinan una mayor agresividad, una mayor disponibilidad de tiempo al igual que una mayor predisposición a enfrentarse a grandes riesgos, al no tener ningún tipo de carga familiar que los haga recapacitar en menor o mayor medida. El papel de la mujer es siempre inferior al del hombre, y ya si hablamos del terrorismo islámico "apaga y vámonos".

La teoría que más me convence es la "finalista". Tan sencilla como considerar las ventajas o beneficios que creen que van a obtener perteneciendo a tal organización. No me estoy refiriendo solamente a beneficios pecuniarios, sino que habrá otro tipo de motivaciones quizás más idealistas o místicas que los hagan posicionarse en este tipo de posturas tan drásticas.



                                                                         Un manifestante en París levanta un boli en señal de defensa de la libertad de expresión y de repulsa contra el atentado.


Hace unos días escribía acerca de las frases que nos remueven las entrañas últimamente en forma de hahstag, y me despedía con el convencimiento de que en breve aparecería otra grave noticia con frase incluida, et voíla!, y nunca mejor dicho: #jesuisCharlie, revolucionando aún más, las ya de por sí revolucionadas redes sociales, sacando a la calle a políticos que aprueban leyes mordaza para defender la libertad de expresión (hay que joderse), manifestaciones y tiradas de ejemplares millonarias,... Pero eso sí, de las niñas nigerianas ni rastro.  

Sin embargo, personalmente me quedo con #islamispeace. Lo llevaba una chica en un folio en una pequeña manifestación de islamistas en Madrid, preocupada por los posibles brotes de islamofobia que estos terribles atentados pudiesen producir en la sociedad. Después de los gravísimos atentados a escala hollywoodiense que sufrimos en 2004 y la respuesta solidaria tan moderada y educada con la que reaccionó la población española, confío o quiero creer que nos mantendremos en esta misma tónica. 

Y vamos a ser sensatos, al igual que en todas las casas, en todas las religiones hay algún cuadro daleao (refrán andaluz)...


Hasta pronto y Paz a todos.  







.

Comentarios

  1. Gran artículo en un momento en que parece que muchos han perdido la cabeza con esto del 'terrorismo'...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar.
      Efectivamente, hay que tomar las cosas con calma. Se producen a diario actos terroristas en muchísimos ámbitos de la vida diaria y privada de los que nadie se entera y con los que nadie se manifiesta ni defiende....
      Un saludo

      Eliminar
  2. Muy bueno, me ha gustado mucho. El problemilla está en que en el islamismo hay muuuuchos cuadros daleaos.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María José! Es verdad que hay muchos, pero en todos lados, en todas las religiones y ámbitos. Al igual que creo que contener esto va a ser muy muy complicado.... Un besico

      Eliminar
  3. Muy buen post :). Creo que en España nos podemos dar con un canto en los dientes de no tener más grupos de estos y bandas callejeras haciendo de las suyas, teniendo en cuenta la cantidad de gente joven que se tienen que sentir como que la sociedad les ha dado la espalda. Supongo que el apoyo familiar es importante aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me temo Carolina que sí que tenemos grupos de estos, la amenaza es bastante creíble y real.
      Es complicado conocer las causas reales que llevan a una persona a cometer este tipo de actos fan irracionales.
      Saludos ;)

      Eliminar
  4. Te admiro por lo que cuentas de tu trabajo. Para una persona que le cuesta ser objetivo, como yo, en estos casos, es difícil poder sonreír o ser amable con este tipo de personas. No me gusta que se tomen una justicia injusta por su mano y sin elegir, ni siquiera, que a quién van a asesinar piensen o no igual que ellos. Hay personas que no tienen culpa y otras que, aunque teniéndola, tampoco se merecen un final a bocajarro. Me pregunto si cambiarían su rumbo por otro camino que nno fuera el de la violencia y la sangre. Rectificar es de sabios, no??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En nuestro trabajo la subjetividad y la opinión personal que nos merezcan unas u otras personas, debemos dejarla de puertas hacia fuera y de puertas adentro tratar atender a todos los usuarios por igual. Estoy contigo en que por la vía de la violencia y el terror no se llega a ninguna parte. Y no creas, para intervenir no hace falta ser amable ni sonreírle a nadie al que no te apetezca sonreír, vale con ceñirte a tu trabajo y punto...
      Saludos.

      Eliminar
  5. Felicidades Jose Manuel! una vez más estamos totalmente de acuerdo, y si quieres un día te cuento mi experiencia personal en el conocimiento de un terrorista, y de momento te digo que cumple el perfil que anteriormente as descrito muy bien. Todos deberíamos reflexionar sobre el papel de las segundas y terceras generaciones en nuestra sociedad. Soy musulmana, no islamista (término acuñado por occidente para darle una connotación negativa y ayudar a olvidar que la palabra Islam significa PAZ). Una vez mas enhorabuena por el articulo!!! Deseando q después de las elecciones se produzca una convocatoria como Dios manda!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Debora, cuando quieras me lo puedes contar, creo que estaría muy bien conocer este tema desde tu personal punto de vista. Y por de la convocatoria, esperemos que pronto salga algo de verdad, a ver si en estas casas se va renovando el personal con savia nueva. Saludos!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Admito críticas de todo tipo, no te cortes....

Entradas populares de este blog

funciones de los trabajadores sociales en prisión

Ante la avalancha de futuras/os Trabajadoras/es Sociales (alumn@s de la Escuela de Trabajo Social de Almería) que están contactando con nuestro Departamento para interesarse por las funciones que desempeñamos dentro del Centro Penitenciario voy a poner un breve resumen de las funciones que vendrán recogidas dentro de la Instrucción 15/2005 de la DGIP, que establece el Protocolo de Trabajo Social en Instituciones Penitenciarias. 


Ahí va un breve resumen:


Las FUNCIONESde los/as Trabajadores/as Sociales Penitenciarios son:
·Conocer la situación socio-familiar y laboral de cada usuario. ·Detectar carencias y necesidades sociales y personales y elaborar el diagnóstico social. ·Participar en la elaboración de los programas individuales de tratamiento, en los aspectos socio-familiares, así como en su evaluación.
·Ejecutar los procedimientos del Manual de las líneas básicas de actuación de Trabajo Social, tanto en el Departamento de Trabajo Social, como en los Servicios Sociales Penitenciarios, ll…

¿Qué es un CIS?

Siendo más práctico que teórico, hoy aprovecharé la ocasión para matar dos pájaros de un tiro y compartir con vosotros las líneas y principios generales de los CIS o Centros de Inserción Social, ya que estoy recibiendo un curso sobre este tipo de recursos que voy a tratar de resumir de forma muy breve y lo más amena posible.
¿Qué son los CIS? Son establecimientos penitenciarios donde se pueden cumplir penas privativas de libertad en régimen abierto, además de llevar el seguimiento de otro tipo de penas no privativas de libertad tales como el Trabajo en Beneficio de la Comunidad, las Penas de Localización Permanentente (o medida de arresto domiciliario) o las Suspensiones de Ejecución de la condena (suspendiendo la condena a cambio de realizar algún tipo de terapia o taller educativo). También se lleva el seguimiento y control de los liberados condicionales que se tengan asignados.

De esta manera se puede conseguir la mayor integración de nuestros usuarios que están en semilibertad, a…

Educador de prisiones Vs Educador Social

Ayer nos comentaba nuestra Subdirectora de Tratamiento que venían alumnos del Grado de Educación Social de la Universidad de Almería a realizar prácticas en nuestro centro de trabajo. Comentábamos quienes podiamos hacernos cargo de la tutorización de estos alumnos, los Educadores de la prisión o nosotros los Trabajadores Sociales, finalmente quedo la cosa en un fifty-fifty.

Dentro de lo que es mi bagaje profesional empecé trabajando como educador de menores y menores extranjeros no acompañados en diferentes centros, en los cuales a veces me sentía algo frustrado pues encontraba que con mi formación universitaria no bastaba para desempeñar las funciones encomendadas y es que me faltaba algo en la parte "Educativa" aunque controlaba a la perfección la "Social".
Mi sorpresa mayúscula viene cuando me incorporo al Centro Penitenciario de Fontcalent en Alicante (de los que guardo estupendos recuerdos). Allí me inserto en un amplio grupo de profesionales del área de Trata…

Reinserción a la Carta

¡Hola de nuevo!


Nadie puede discutirme a estas alturas, que uno de los mayores placeres de los que podemos disfrutar en nuestra vida no sea una buena comida. En cuestión de temas de cocina, una de mis compañeras de este Departamento es una gran experta, y como tal lo plasma, a través de deliciosas recetas en su gastroblog maricacharros
Ella está siendo artífice de un Programa pionero en nuestro centro, donde está implicando a internos e internas junto a otros compañeros en una precursora mezcla de recetas de cocina y diferentes culturas, tan enriquecedora como interesante, y que próximamente os pasaré a detallar, una vez esto vaya más adelantado.






Hace unos días, visitando con mi familia la Catedral de Liverpool nos llamaba la atención el que dentro del templo existiese una cafetería y restaurante. "¡Estos ingleses te colocan el bareto donde sea!", pensaba yo, algo impensable en España (de momento, vamos). Pero lo que os vengo hoy a contar, supera esta anécdota.

En 2009, u…